Una semana de rock n ‘ roll

por gustaborracho

Aproveché la Semana Santa para alejarme de las playas y viajar a Caracas, a visitar a mi gran amigo Carlos y a su esposa. Ambos se habían ido a Madrid hace 2 años y medio y desde entonces no los veía. La recibida fué impecable y la estadía mejor aún… les comento:

1. Tuve chance de escuchar algunos temas del nuevo disco de Pearl Jam, que saldrá a la venta dentro de poco (Mayo 2). El disco parece venirse muy bueno, más grunge que los anteriores y con una alta participación de Mike McCready en todas las composiciones. Hay una balada, “Parachuntes”, compuesta por Stone Gossard, que quizás es el único punto bajo del disco. De resto, los temas que escuché van de frente con el rock n’ roll clásico.

2. Vi también la portada del nuevo disco… Al respecto no contaré nada, esa tienen que verla ustedes mismos y sacar sus conclusiones. Algo si les digo, van a quedar impresionados.

3. Carlos me presentó una muy buena banda llamada “Gómez”. Al parecer, los tipos son británicos y tienen un buen repertorio de temas. Hay varias voces en la banda, que en ocasiones hacen algunas melodías bien simpáticas y le dan una personalidad bien clara a las piezas que componen. En líneas generales, vale la pena engancharse en una de “Gómez” por un buen rato.

4. Estando en casa de Carlos me percaté de cuan inmerso me encuentro en la ignorancia fílmica. De 1000 películas que Carlos y sus amigos comentaron, creo que sólo he visto 2, inaceptable. Tengo que ponerme al día con todo esto del cine y los libros, la verdad parece que me estoy pediendo de muchas cosas buenas. Al respecto, debo decir que este fin vi una peli llamada “Una Historia de Violencia” (A History of Violence), protagonizada por Viggo Mortenssen y dirigida por David Cronenberg. La peli es bieeen fina… excelente actaución, muy buena dirección y hasta divertida, a pesar de lo sangrienta que es. Deberían verla.

5. Escuché también una compilación de Johnny Cash, hecha por Carlos. No cae nada mal en medio de una hamburguesada. Desde Rusty Cage (Soundgarden) hasta Hurt (NIN), pasando por Redemption Song (Bob Marley), I Won’t Back Down (Tom Petty) y una extraordinaria versión (cuyo nombre no recuerdo) junto a Fiona Apple, ese disco de covers es excelente. Johhny Cash rules.

6. Vi una obra de teatro australiana, gratis, en el marco del Festival de Teatro que se realiza en Caracas durante estos días. La obra, que en realidad es más un performance de danza contemporánea, fue interesante pero no espectácular. Para ser gratis estuvo bien, ahora, si hubiese pagado 50 mil bolívares para ver a los australianos brincar de un lado al otro, montados en unas especies de catapultas, pretendiendo ser el sol, la tierra y el espacio sideral, definitivamente me hubiese decepcionado (por decir lo menos). Supuestamente, Red (así se llama la obra), es una oda a la ciencia ficción, desarollada en el futuro, cuando el planeta Tierra estaba a pasos de ser tragado por el Sol… si ven la obra ni de vaina se imaginan eso. Muy subjetivo todo, podía haber sido incluso un tributo a la disfuncióin eréctil, tal y como dice Carlos. En fin, buena para pasar un rato, nada más.

7. Una noche nos metimos en un sitio llamado “Little Rock Café”, que es una especie de Hard Rock en cuanto a memorabilia, es decir: afiches de Led Zeppeln, The Beatles, Jimi Hendrix, Ramones, etc. De entrada parecía que habíamos conseguido el sitio ideal para compartir unas cervezas. ¿Cuál fue nuestra sorpresa? El DJ del sitio, tuvo la brillante idea de improvisar una noche reggae a punta de Bob Marley y UB40. Vamos a estar claros, el reggae no está mal, sirve por un rato. Pero cuando la cosa se prolonga ya desespera, sobretodo escuchando versiones mediocres de “Red Wine” y “Can’t Help Fallin In Love”. Le rogamos al DJ que colocara algo más “rock”, que hiciese justicia al nombre del sitio y más aún, a los personajes que colgaban en las paredes del local. Nada que ver, la música no mejoró… empeoró. Ya al final, decidieron hacer el soundcheck del karaoke nada más y nada menos que con Olga Tañón.
Ya eso fué el colmo, pedimos la cuenta y anotamos en la factura: La música estuvo muy chimba.

8. No siendo suficiente lo anterior, fui a Hard Rock Café, a acompañar a unos amigos. Todo estuvo bien hasta que un idiota (mesonero de Hard Rock) subió a la barra, empezó a sonar una hielera de aluminio (tratando de llamar la atención de los que estabamos presentes) y nos dijo con la voz más desanimada que he escuchado: “Atención amigos, aquí está este cumpleañero (tenía a un niño junto a él) que está cumpliendo años, y quiero que le den un fuerte aplauso. El que grite más fuerte Feliz Cumpleaños no paga la cuenta”. Nadie gritó, sólo los otros 3 empleados del HRC que estaban ahí. El pobre niño debe haberse sentido terrible. Ya cuando pensaba que no podía empeorar la cosa, interrumpieron un video de Dave Mathews Band para colocar en las pantallas el video de YMCA, al tiempo en que 2 mesoneros y una anfitriona de HRC se subían a la barra para bailar, a destiempo, la clásica melodía gay. Uno de los tipos hasta se dió unas nalgadas. Oh fuck.

9. También tuve chance de escuchar el nuevo disco de Cerati. Se viene durísimo, muy rock n’ roll, eléctrico, sencillo, interesante y muchas cosas más. Trataré de ir a Caracas de nuevo para verlo en Mayo.

Lo demás, todo fino… buena comida (en casa de Carlos, no en HRC), excelente trato (en casa de Carlos, no en Little Rock), serenatas mañaneras, juegos con Ringo, pelis, grandes discos, portadas misteriosas, estrenos pearl jameros, una semana llena de todo.

Anuncios