Ahí vamos otra vez

por gustaborracho

No se si ya he hablado de esto anteriormente en el blog, pero hoy es uno de esos días en los que no me siento muy bien, sin ánimos. Creo que de alguna manera, esto tiene que ver con esa amante inoportuna que se llama soledad (para ponerlo con las palabras de Joaquín Sabina). Debo aclarar que esto no tiene nada que ver con eso de tener un millón de amigos para así más fuerte poder cantar, no, esto es algo totalmente diferente.

Tal vez a muchos de ustedes les extrañe leer estas líneas sabiendo que vienen de mí (no importa, presumo que es normal) pero a decir verdad, necesito a alguien que me acompañe, que me haga reír y se ría sin temor, que lea libros y me inspire a calcarla; alguien con quién compartir ideas y celebrar los éxitos, alguien con quién escuchar un buen disco y disfrutar una gran peli, una figura que reúna en sí lo que siempre he admirado.

En fin, lo dejo hasta aquí… La soledad me está matando.