Ustedes no son punk!… Y se lo digo a todos.

por gustaborracho

Penny Rimbaud
Con toda esta onda del emopunk, emocore, punk, hardcore punk, post hardcore, neo punk, pop-punk y demás tendencias que hoy en día parecen inundar las radios locales e incluso, mundiales, he decidido buscar en las profundidades de los archivos de Viceland una entrevista con Jeremy John Ratter, mejor conocido como Penny Rimbaud, el baterista de la legendaria banda de punk “Crass”, que sin duda alguna dieron forma al movimiento anárquico en el Reino Unido.

El artículo, publicado en “The Music Issue” bajo el nombre de “You’re Not Punk… and I’m telling everyone”, es una crítica fuerte y profunda a todas las bandas que, de manera mediocre e ingenua, pretenden ondear la bandera del punk hoy en día. Para ello, “You’re Not Punk” cuenta la historia de Crass y su filosofía de vida, aquella que los llevó a enfrentar a la KGB, a la CIA, a Margaret Tatcher, al MI6… simplemente, Crass quería cambiar el mundo, y de alguna manera lo hicieron. Se embarcaron en una movida activista que parecía ser más importante que la música, que desde el punto de vista de Rimbaud, sólo “fue una plataforma que usamos para conseguir lo que queríamos”.

Sigue explicando Penny:

El punk, como yo lo conocí, tenía una intención política. Lo que es clasificado como música punk hoy en día, simplemente es vacío y falto de tripas. Sino hubiese sido por Crass, el punk hubiese sido recordado como otro travesti en la pantomima del rock n’ roll. Las mismas actitudes, pero con otro vestido. Incluso, los Pistols no hicieron nada más radical que lo que hizo Elvis Presley, la única diferencia es que Elvis sabía controlar mejor su adicción a las drogas.

El artículo es algo extenso, pero muy interesante. Trataré de postear los mejores fragmentos para que los puedan leer y tengan, al menos, una pequeña referencia. Terminaré esta primera intervención con uno de los mejores pasajes del artículo que nos ocupa hoy:

El punk en las manos del showbiz es una farsa sin sentido. Está bien, el rock and roll puede ser divertido, puedes pasar una buena noche divirtiéndote, pero que tiene que ver eso con el punk? Todas estas bandas punk reformadas y las grandes casas discográficas que les gusta venderse como punk, sirven si uno quiere reirse y dar unos cuantos brincos, pero no tiene sentido imaginarse que eso está vinculado con lo que solía ser el verdadero corazón del punk. El punk era una forma de vida, no una moda pop.

Las letras, la música y la imagen de Crass estaba involucrada con la política global, pero últimamente pienso que el efecto que causamos en la gente tenía que ver más con su política personal. El punk solía ser un llanto masivo en contra de la injusticia, pero luego se incorporó al mainstream. Detesto a la gente que permitió que eso sucediera, me molesta mucho. Una y otra vez se oye a la juventud expresar sus voces. Una y otra y otra vez sueles ver como esa voz es destruida por las drogras, la propia indulgencia, la estupidez y el comercialismo. Es triste.

Pero por eso mismo, hay que seguir creyendo en posibilidades, creer que la gente quiere cosas mejores en su vida, algo fuera de la fealdad, la vulgaridad, la crueldad y la explotación; algo que tenga sentido, que tenga conexión. Pero cada vez que parecía existir una posibilidad de que eso sucediera, se caía. Así fue con The Clash. Todos estaban tan emocionados porque finalmente alguien hablaba de política y decía cosas como “Estoy harto de los Estados Unidos”, pero al mes siguiente que estaba pasando? The Clash estaba promoviendo a la Coca Cola y haciendo grandes conciertos en Estados Unidos. Gran vaina.”

Esto es tt-t-t-t-todo amigos.