The Who mola un montón

por gustaborracho

Dos días después del show, aquí van mis comentarios:

Para comenzar, hablemos del sitio: Palacio de los Deportes. Es un lugar gigantesco, recientemente reconstruido luego del incendio sufrido el 28 de junio de 2001. El renovado lugar, con una apariencia moderna y vanguardista, puede acoger a unos 16.000 espectadores. En The Who no habían tantos a decir verdad, quizás 10.000 o algo así, sin embargo, el ambiente estuvo increíble y dió paso a lo que sería una noche memorable, no sólo por la trayectoria de la banda sino porque además esta representaba la primera aparición de The Who en suelo español. Todo un evento pues.

Llegué a las 9pm y ya había una buena cantidad de personas en el lugar, algunos afuera y otros adentro. Hice la respectiva fila, escondí mi cámara (en caso de que no dejaran introducirlas al sitio), respectivo chequeo (súper sencillo) y pa’dentro. Ya cuando entré, Casbah Club (los teloneros) estaban tocando y a decir verdad no me sorprendieron para nada, de hecho, sonaban como una de esas bandas norteamericanas que abundan hoy en día. Hice un breve recorrido por el lugar en búsqueda de un espacio que, con este tamañito, me permitiera ver el concierto medianamente bien. Fui a parar a la segunda fila, del lado de Roger Daltrey, a unos 15 metros de la tarima. Nada mal. Lo mejor de todo es que los fans que estaban alrededor de mi eran los más panas del mundo, incluyendo a una chica española llamada Elena, con quién intercambié unas cuantas palabras. Bien simpática.

Terminó de tocar Casbah Club (gracias a Dios) y a los 20 minutos, exactamente a las 10 pm, los legendarios Roger Daltrey y Pete Townshend, acompañados de John “Rabbit” Bundrick (teclados), Pino Palladino (bajo), Zak Starkey (batería) y Simon Townshend (guitarra) subieron al escenario para dar inicio al show con “I Can’t Explain”. Arrechísimo. Lástima que en medio de la euforia, pisé el botón accidentalmente y detuve la grabación del video que estaba haciendo (me di cuenta después), así que lamentablemente no hay rastro audiovisual de esta primera pieza. Damn it.

No recuerdo el orden exacto en que fueron tocados cad auno de los temas, pero comentaré a medida que vaya recordando… luego de “I Can’t Explain” tocaron un tema más y después una de mis favoritas, “Who Are You”, que muchos de ustedes conocerán porque está incluida como soundtrack de alguna de las versiones de C.S.I. Estuvo brutal! El ambiente se empezaba a calentar y The Who parecía disfrutarlo. Pronto estabn tocando Baba O’Riley, todo un clásico, que en vivo suena 1.000.000.000.000 veces mejor que en studio, con una intervención de Roger Daltrey en la harmónica que me resultó increíblemente interesante. Vaya que disfruté esta canción.

Otro de los highlights del show fué el dúo invencible que soltaron esa noche en Madrid, nada más y nada menos que “My Generation” + “Won’t Get Fooled Again”. Entre las dos canciones lograron extenderse, sin interrupciones, durante 16 minutos y algo más, es decir, rock n’ roll non stop. En “My Generation”, Pino Palladino hizo una buena intervención que no supera ni de vaina a la de John Entwistle, pero que no estuvo nada mal. Luego, durante “Won’t Get Fooled Again”, el turno de lucirse fue para Zak Starkey, que si bien tampoco supera las ejecuciones de Keith Moon, hizo un buen trabajo durante todo el concierto y sobretodo al final de este tema, que tiene unos repiques bien divertidos. Además, escuchar en vivo “Won’t Get Fooled Again” me ilustró perfectamente lo que Bruce Dickinson quizo decir cuando comentó en alguna entrevista que el grito al inicio de “The Number Of The Beast” estaba inspirado en el grito de Daltrey al final de “Won’t Get Fooled Again”. Ahora todo tiene sentido.

The Who también incluyeron en el setlist “Substitute”, “The Kids Are Alright”, “Pinball Wizard” (brutal), “Love, Reign O’re Me”, “See Me, Feel Me”, “Real Good Looking Boy”, “Behind Blue Eyes”, “You Better You Bet”, un tema que será incluido en el nuevo disco que lanzarán en Octubre y por supuesto, “baba O’Riley”. Que buena piezaaaaa!!!! Creo que sin duda fue una de las mejores de toda la noche, no sólo por el feeling que tiene sino porque a nivel musical todos estuvieron perfectos, sobretodo Roger Daltrey, que al final reemplazó la clásica parte de violín incluida en la versión studio por un solo de harmónica totalmente impecable, o al menos así lo escuché. En serio, Daltrey en “Baba O’Riley” estuvo genial. Por otra parte, Pete cantó una canción del Quadrophenia a punta de guitarra acústica solamente. Dijo: “esta es la primera vez que toco la guitarra acústica en el hogar de la guitarra acústica, España”.

Ahora bien, algo que vale la pena destacar es la jerarquía tan marcada que hay en este nuevo line up de The Who. Quiero decir, en la primera línea (de frente al público) están Roger y Pete, mientras que el resto de los músicos se quedan atrás y jamás se acercan al borde del escenario. Creo que tienen bien claro cual es su papel en The Who y saben muy bien que deben mantenerse al margen de la fama. Incluso, ya al final del show, Pete los presenta uno a uno (incluyendo a Roger) pero la reverencia final la hacen sólo Townshend y Daltrey, sólo ellos al borde del escenario. Los demás músicos, a tomarse un vasito de agua en el backstage.

En fin, The Who mola un montón. Pete Townshend y Roger Daltrey, con todos los años que puedan tener encima, siguen siendo unos muchachitos sobre el escenario. Pete con lentes oscuros y demás, dando saltos y haciendo los movimientos clásicos que le hicieron famoso (Piernas abiertas, guitarra al frente y brazos abiertos… recuerdan?) mientras que Roger sigue haciendo de las suyas con el micrófono, balanceándolo con el cable a diestra y sinistra, tal como en los 70’s.

Ah, antes de que se me olvide, creo que tengo alguna especie de buena suerte para los conciertos memorables. A continuación cito los comentarios de Pete Townshend luego del show en Madrid:

“Hoy tocamos el mejor show de toda nuestra NUEVA carrera, nuestro primer show en España. La gente estuvo espectacular. Más allá de eso, ellos estaban más familiarizados con nuestra música que cualquier otra audiencia para la que hayamos tocado antes… La música estuvo viva hoy en las acciones y voces de los fans españoles”

¡Woo hoo!. Lo mismo pasó en Buenos Aires cuando fui a Pearl Jam. Eddie, en el primer concierto, luego de llorar al vernos (y oírnos) cantar dijo:

“Ustedes son muy buenos para nosotros, no se si lo merecemos. Estuvimos hablando backstage y coincidimos en que en lo que refiere a sus voces y su energía, durante todos estos años, ustedes son la mejor audiencia para la que hemos tocado. Es verdad. Quiero decir.. ¡nadie canta las partes de guitarra!”

Para colmo, lo rematamos en “I Believe in Miracles”. Le dedicó la canción a Johnny Ramone y los 40.000 fans que estabamos allá cantamos hasta más no poder, tanto así que Eddie no pudo con toda la euforia y rompió en llanto. Miraba hacia nosotros mientras cantabamos el coro y lo que hacía era llorar y llorar. No es que sea una niñita el pobre Eddie, es que de verdad estuvo emotivo el momento pues. Pillense el bootleg de Pearl jam en Buenos Aires (noche 1) y escuchen, se darán cuenta de lo que digo.

Ahora si, me piro. Antes les dejo unos links para que los revisen (si gustan), incluyendo el video de Baba O’Riley que grabé el jueves. The Who rules!

“Baba O’Riley” live in Madrid 2006
Breve historia de The Who
Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid
Website Oficial de Pete Townshend
The Who Live TV

Anuncios