El lujo es una estupidez

por gustaborracho

Fin de semana tipo tranquilo. Ayer vi a Nasal y debo decir que siempre me resultan entretenidos, aunque creo que esta vez tocaron un poco menos de lo normal. Por otra parte, hoy me embarqué en la difícil labor de buscar nombres para el podcast que estaré colgando en este blog muy pronto. No tengo ni idea de como llamarle… todo lo que se me ocurre me parece tonto o muy rebuscado, por lo que hasta ahora sólo hay un prospecto de nombre, sugerido por Marco. Ya veré que sale al final.

Además, hoy empecé a leer un libro llamado “¿Cómo nacen los objetos?” de Bruno Munari, que básicamente se centra en la metodología proyectual, es decir, la forma lógica de resolver un problema logrando el máximo resultado y empleando el mínimo esfuerzo. Está interesante la lectura, que en realidad está vinculada con la solución de problemas de diseño, pero exponiendo fundamentos y criterios que tienen sus raíces en la sensatez y la experiencia.

De hecho, al principio del libro hay un capítulo dedicado al lujo, en el que el autor afirma que esa manifestación de riqueza aparente no es un problema de diseño, básicamente porque es una estupidez. El argumento expuesto es el siguiente:

“El lujo es una necesidad para mucha gente que quiere tener una sensación de dominio sobre los demás. Pero los demás si son personas civiles saben que el lujo es ficción, si son ignorantes admirarán y tal vez hasta envidien a quién vive en el lujo. Pero ¿a quién le interesa la admiración de los ignorantes? Quizás a los estúpidos. El lujo es pues la utilización impropia de materiales costosos sin mejorar sus funciones. Por tanto, es una estupidez. “

Brillante.

Escuchando: “Baby Please Don’t Go” de Lightnin’ Hopkins