Blogstock 2006

por gustaborracho

Quizás la más tardía de las reseñas asociadas al Blogstock, pero que diablos, aquí va. Antes de empezar, debo decir que no pretendo extenderme, básicamente porque hay decenas de reviews publicados en los blogs de las personas que asistieron, así que no tiene mucho sentido que yo repase lo que ya se ha dicho. Mejor soy puntual y apunto a cosas como estas:

1. Nunca había estado en una reunión de “bloggers”, de hecho, podría decirse que soy muy nuevo en esto de postear cosas en una página web con la esperanza de que alguien lo lea. En el Blogstock, todos parecían tomarse esto de las bitácoras muy en serio, hasta el punto en que pensé que lo mío estaba en una categoría muy amateur. Para mí, este blog no es más que una herramienta para registrar episodios muy puntuales de mi día a día, nada más. Para algunos otros que conocí ese día, el blog era casi que una forma de vida… cambiaron sus nombres y asumieron sus nicks como el único conjunto de letras válido para identificarlos, hablaban de convenciones anteriores a las que habían asistido, vestían franelas/camisetas/remeras bloggeras, en fin, se entregaron al blogstyle. Eso me sorprendió.

2. También me sorprendió saber que este espacio lo leen más personas de las que pensaba (mi cálculo estaba alrededor de 4 ó 5 individuos). Eso fue fino.

3. Cereza está bien chévere… ¡y como se mueve!. Oh Dios.

4. Marco Caceres me lanzó el muerto con la presentación de Los Henry Zakka, así que hice mi mejor esfuerzo por lograr decir algo coherente -en medio de toda la cerveza que ya corría por mis venas en ese momento- que le diera a la gente la idea de lo que verían a continuación. No se que dije, pero me lo tripié. Además, era la primera vez que vería a Los Henry Zakka, una banda (si es que podemos llamarla de esa forma) que ha decidido reinventar los clásicos temas musicales noveleros de los 80’s, aderezándolos con melodías punk algo disfuncionales (se consiguieron con el público perfecto). No siendo suficiente, hubo una colaboración musical por parte de Divinidad, que se entregó al amor y se contoneó con extraña sensualidad alrededor de Ramón. No se, pero ver a un flaco gay vestido de vaquero danzando alrededor de un gordito punketo con el pecho descubierto y un pañuelo amarrado en el cuello, pues no es algo fácil de olvidar. Aún así me reí mucho.

5. Por otra parte, los Nasal (que en el toque anterior hicieron el desastre musical más divertido de la historia) llegaron al Blogstock con la intención de reivindicarse, esta vez ante un público que no los conocía creo que ni de palabra. Entre melodías funk y ritmos salsosos, los Nasal creo que hicieron bailar a más de uno. A mi siempre me han resultado finos de ver y esta vez no hubo excepción. En su set no hubo colaboraciones musicales vaqueras, más bien cirquenses… así es, Héctor, Johnny y Licar de Circo Urbano se metieron en el rollo y le dieron forma a una gran versión de “El Melao”, mientras que el pana Fósforo (un blogger, supongo) se montó con ellos en la percusión durante todo el set (sin previo ensayo). Nada mal.

6. Gianko… otro highlight. No tanto por él, sino por la gente que no dejaba de tomarle fotos, pedirle autógrafos y perseguirlo alrededor del patio. Él, en medio de su borrachera, creo que no logró asimilar todo eso y se dió a la tarea de interrumpir, de manera muy especial, el set de Los Henry Zakka. Las interrupciones estuvieron geniales, me hicieron reír un montón. A eso de las 3am, y tras los desafíos del Gordo Ramón, creo que Gianko se sintió en la obligación de tocar unas cancioncitas para los bloggers que realmente creo que esperaban verlo cantar, tal como lo hizo en Latin American Idol. Escuché unas cuantas (recuerdo con especial agrado “Sweet Child Of Mine” y el tema principal de “Candy Candy”) y me fui… ya las cervezas me habían dado mi merecido para entonces.

7. Tuve oportunidad de compartir unos minutos con Desire, o Depeco, como la conocen en esta blogesfera. Que chica más simpática… y guapa.

8. Los pasapalitos de Marco (Caceres) a eso de las 3am… salchichon, jamón serrano, aceitunas negras y guindillas… parapapá papaaaaaaaan!!!!

8. Marianne Extreme… no te quites nunca más esos pantalones blancos. ¡Nunca más por favor!

Ya luego, pues está de más decir que me alegró mucho ver a los panas por ahí: Hans, Ale, Reinaldo, Edelweiss, Juancho mix, Tick Vicious, Droopy, Theny, Ramón, Héctor, Isabel, Johnny, Licar, Platanex, Roberth, Rebeca, Marco y un largo etcétera de grandes amigos (son muchos como para nombrarlos uno a uno).

En fin, muy buen Blockstock. Que se repita pues.

UPDATE: Un resgistro fotográfico del evento (cortesía de El Especialista)puede ser visto aqui.

Escuchando: “Red War” de Probot (feat. Max Cavalera)

Anuncios