Obsesiones de una enfermera

por gustaborracho

Hace unas semanas hice un post relacionado con mi neuritis intercostal, en el que mencioné algo acerca de unas inyecciones de vitamina B que me habían recetado para combatir el dolor. Yo pensé que ese sería uno de esos post irrelevantes que a nadie interesan, pero me equivoqué… y de que forma.

Hoy se agrega a mi msn una chica de 34 años, enfermera, que me dijo estaba haciendo una “investigación” acerca de las personas que le tienen miedo a las inyecciones, o algo así. ¿Cómo demonios una mujer que ni conozco se agrega a mi msn para preguntarme si le tengo miedo a las inyecciones? Fácil… leyó el post. No entraré en detalles, pero les dejo extractos de la bizarra conversación, la cual trataba de evadir sin mucho éxito:

Yo destapo toda la nalga que voy a inyectar para que no haga presion ni el pantalon ni el calzoncillo, asi que, como digo, “a pelar nalga” y zas! calzoncillo abajo… luego doy un leve masaje en la nalga con el algodón para ver el grado de tensión de la nalga en cuestión, le hablo al paciente: “tranquilo, relajese…” y cuando siento la nalga suelta, zas! piquete en la nalga…y ahí empieza todo: se quejan, lloran, gritan, contraen la nalga o todo el culo y yo con la inyección luchando para que entre el líquido y calmando al paciente. Eso sí, los más flojos son los hombres.

A todas estas yo no entendía por qué me estaba explicando su método para inyectar, pero le seguía la corriente y le respondo: “bueno, quizás deberías usar técnicas más sexys para tranquilizarlos”, a lo que la enfermera respondió:

Bueno, tuve un novio que un dia se enfermo de bronquitis y le tenia pavor a las agujas, llego a casa solo con el jarabe. A mi se me hizo raro que nada de antibiotico. Hable con el medico al otro dia y me conto que el le habia recetado 6 inyecciones de penicilina…jaaaaaa! Me voy a la farmacia, llegue y se estaba duchando. Prepare una ampolla, salió de la ducha desnudo en toalla y le dije que tenia algo en la espalda, que se acostara yo lo miraba. El pobre q no tenia fuerzas para nada se tumbo sin toalla en la cama convencido. Le dije: a mi no me engañas. Quieto que te voy a inyectar. Y le mostre la inyeccion preparada. Casi se muere del susto. Temblaba y me dijo: me dejo pinchar si te desnudas…pues ala! adios ropa y en pelota picá a pinchar. Así con las 6 inyecciones… Llevamos dos años casados y muchas inyecciones por delante.

Sin embargo, el momento cumbre llegó cuando me dijo…

Sabes a quien he tenido que inyectar? A Juan Pablo Montoya. Pues le di 6 piquetes en las nalgas por una bronquitis terribe que le dio. Mas flojo, casi no se deja, se quejaba, levantaba la nalga cuando lo iba a pinchar…en fin, una gallina completa pero le apliqué sus 6 inyecciones…me gustaría inycetar algún día al Príncipe Felipe, a Fernando Alonso y a Tom Cruise…

No se podía agregar a mi msn una stripper, una actriz porno, una dueña de agencia que me ofreciera 3 millones de bolívares mensuales, una tipa que vendiera un carro nuevo a precio de usado, no. Tenía que ser una enfermera obsesionada con las inyecciones. Que vaina.

Escuchando: “Drogas Duras” de Blas y Las Astrales.