Hola, mi nombre es Jack

por gustaborracho

Vaya que hay negocios exitosos. Artech, la empresa de mi buen amigo Robert, parece ser una de esas que van creciendo muy rápidamente. Ayer inauguraron su nuevo local, que es mucho más grande que una casa promedio. Sillas millonarias, luces brillantemente instaladas, alfombras de colores, whiskey, brochetas de pollo y tocineta, cerveza (gracias marcocaceres), vino, mini muffles de chocolate, tartaletas de limón, una que otra chica linda y varios buenos amigos, comiendo y bebiendo. Típico.

Pasé gran parte de la noche hablando con Juancho acerca del show de Cerati, sus aventuras con el Tick y Nelton en Caracas y del GustaPOD. Comentaba con Juancho lo mucho que me ha sorprendido la cantidad de visitas, feeds, suscriptores y downloads que se ha ganado este humilde esfuerzo por compartir música con los panas. Tal vez esos números que me sorprenden gratamente serían suficientes para deprimir y llevar al suicidio a cualquiera de los geeks que conocen mejor este complejo mundo de las comunicaciones digitales, pero a mi las estadísticas del GustaPOD me resultan geniales. De hecho, esto del podcast me parece mejor que la radio por varias razones:

1) Hago lo que me da la gana.
2) No tengo que buscar clientes ni rendirle cuentas a nadie.
3) Creo que lo escuchan más personas, al menos muchas más de las que podrían escucharme al mismo tiempo en una radio convencional.
4) Hago lo que me da la gana.

Ahora bien, Juancho me ha hecho pensar en la posibilidad de buscar un par de clientes que se animen a participar y apoyarme económicamente en esto. La idea no está nada mal. Veremos como sigue desarrollándose el GustaPOD y si las estadísticas me ayudan, quizá me gane unos reales con esto.

Como suele pasar, decidí irme un poco (mucho) más temprano que el resto de los invitados. Ram dice que me parezco a “Jack” -el personaje que Robin Williams interpretó en 1996- cuyas células se dividian 4 veces más rápido de lo normal, haciéndolo ver como un tipo de 40 años cuando en realidad tenía 10. Creo que en mi caso es un poquitín diferente… me veo de 10 pero por dentro parece que tengo 40. Pero la verdad es que últimamente no me anima mucho salir. Digamos que estoy algo aburrido de ver a la misma gente, en los mismos sitios. Prefiero ahorrar, quizá así me pueda ir de vacaciones el año próximo a Finlandia; allí todas las mujeres son rubias y voluptuosas (Finlandia tiene la más alta proporción de rubias que ningún otro país), el heavy metal aún es popular, la tasa de desarrollo económico es una de las más altas de los países industrializados, todos los años se celebra un concurso de “air guitar” (guitarra imaginaria, para los pro-español) y el consumo de alcohol es impresionante (2 veces en el último siglo, se vetó la venta de alcohol en el país. Hoy en día la venta de alcohol es un monopolio del estado). Está decidido, me voy a Finlandia el año próximo.

Ya para terminar, he leído hoy que Bruce Dickinson está produciendo una peli que girará entorno a Aleister Crowley, la cual esperan presentar en el Festival de Cannes 2007. Arrechísimo.

P.D.: La foto borrosa la tomó el Tick anoche en Artech y la otra, pues no tiene nada que ver con este post, pero la tomé en Madrid. He decidido que empezaré a postear algunas fotos cosas medio extrañas que pude pillar por allá. No son muchas en realidad, pero si hay unas cuantas.

Anuncios