Para cocinar lo que hace falta es tocar fuego

por gustaborracho

Aún mis lentes están en el taller, pero al diablo… debo hacer referencia a un libro que no sólo es el resultado de un grandioso esfuerzo de buenos amigos, sino que además es una muestra palpable de que, afortunadamente, en Barquisimeto aún hay personas que se toman en serio esto del diseño, la estética, la fotografía y el gusto por lo bueno. En este caso, recetas de cocina.

Les hablo de “Tocar Fuego”, una excelente obra editorial que contiene 45 grandiosas recetas que pueden aguarle la boca a cualquiera. Vamos, no lo digo sólo por el contenido gastronómico que se refleja en sus páginas (que les dará herramientas suficientes para cocinar como los mismísimos dioses del olimpo), también lo digo porque “Tocar Fuego” ha sido creado y desarrollado por un equipo de lujo, que ha logrado darle matices tan delicados que seguro dibujarán una gran sonrisa de satisfacción en los rostros de diseñadores gráficos, fotógrafos, abuelitas, amas de casa, estudiantes universitarios, mujeres recién casadas, solteros empedernidos* (que o no cocinamos o morimos asfixiados o de un infarto entre cajas de pizzas y bolsas engrasadas del Chino) y por supuesto, cualquier seguidor de la buena cocina. Esto sin mencionar a los que desde lejos vimos como se iba gestando este proyecto (sonrisa de satisfacción en la cara de quién escribe este pequeño review).

Lo mejor de todo es ver que las cosas salen bien. Ventas millonarias, brindis lujosos, fiestas hasta altas horas de la noche, jovencitas escondidas a las afueras de Imago esperando por autógrafos, esposos contentos en el almuerzo y la cena, dinero rebosando las cuentas bancarias de los autores, en fin, “Tocar Fuego” es todo un fenómeno humano-editorial-gastronómico del que me siento, como decirlo, orgulloso. Es ver triunfar a los panas, luego de verlos parir un montón. Creo que de eso se trata.

Ya para terminar, pues no me queda otra más que invitarlos a que se apoderen a una de esas portadas duras con páginas dentro. Van a sonreír gratamente una vez lo tengan en la mano (el libro, quiero decir). Los dejo con un texto escrito por… ojo, usaré una palabra cliché pero en esta ocasión es totalmente válida… carismático y siempre entretenido Sumito Estéves, quien participó (junto a otros cuantos chefs de clase mundial) en “Tocar Fuego”:

“Posiblemente debido a lo pequeño que es el mercado editorial en un país con sólo 22 millones de habitantes y lo costoso que resulta editar fotos de recetas, una de las deudas que había tardado más tiempo en saldarse ha sido la edición de un libro de cocina con estándares gráficos capaces de competir “de tú a tú” con las ediciones de cocina de otros países. Acaba de salir al mercado el libro “Tocar Fuego”, como sueño personal de un comité editorial conformado por el chef Francisco Abenante, el fotógrafo Rafael Guillén y el diseñador Ricardo Limongi; si a ellos tres les sumamos la pluma sublime de la periodista Faitha Nahmens y los retratos del consagrado Luís Brito, nos encontramos entonces, ante un libro en el que estos cinco quijotes ceden en acto de humildad el protagonismo de la portada a los nombres de 15 cocineros.

Además, establece un estándar basal para futuros libros, pero sobre todo genera la simiente de futuras ediciones que terminen por constituir el documento mayor de algo que a luces claras nos está sucediendo. Lo más bonito: en un país tan acostumbrado al centralismo caraqueño, nace un proyecto 100 % barquisimetano.”

Un abrazo a todos.

Para más información acerca de “Tocar Fuego”, hagan click aquí

* Gracias Fran.

Escuchando: “Virginia Avenue” de Tom Waits.

Anuncios