Ahora cuéntame una de vaqueros

por gustaborracho

Imaginen a un tipo que se encuentra sentado frente a una mesa repleta de discos, revistas y hojas de papel, eligiendo canciones y consultando cosas para incluir en su podcast. Imaginen que se conecta a internet y revisa las estadísticas del podcast… le sorprenden. Luego chequea algunos e-mails, blogs y mensajes que encuentra circulando por la red… piden a gritos nuevos episodios. Ahora, imaginen que el tipo en cuestión no consigue como coño grabar nuevas entregas porque Amazon no despecha artículos electrónicos a Venezuela, o porque no hay forma de comprar un micrófono y una cónsola sin tener que pagar impuestos de aduana o un curier que quizá extravíe el pedido durante la congestionada época navideña, o porque no hay tiempo para cuadrar con los panas que graban, o porque no hay studios desocupados. Bien, ese soy yo.

Pronto, el quinto episodio del GustaPOD.

Gracias por esperar.

* La foto la tomé en el Cementerio Pére Lachaise de Paris, lugar donde reposan -aún impregnados de marihuana, seguramente- los restos de Jim Morrison.

Anuncios