Muerte al arbolito de navidad

por gustaborracho

Estoy de vuelta. No había posteado después del fin de año porque hasta el día de hoy estuve castigado por incendiar el arbolito de navidad que estaba en la sala de mi casa. Así es, me cansé de lidiar con ese pedazo de pino sintético todo pomposo, erguido orgulloso a la entrada de mi hogar, captando la atención de todo el que se acercaba (incluyendo las chicas). Yo no soy un seguidor de la navidad, de hecho, hay cosas que me incomódan un poco durante esa época del año… las canciones de navidad de Nancy Ramos, las gaitas, el panetón, las misas de aguinaldo y los chinos dueños de fábricas de fuegos artificiales que viven a una cuadra de mi casa, entre otras cosas. Pero quizá lo que más detestaba era ese arbolito de 2 metros de alto, lleno de bambalinas y lucecitas titilantes. Por eso, en lo que tuve chance dejé caer unos cuantos fósforos cerca del tope y voilá. Dejaré que este par de fotos hablen por mí…

La cosa dejó de ser divertida cuando a los 2 minutos toda mi casa se vió amenazada por un denso humo negro, que fácilmente pudo habernos asesinado si hubiésemos estado durmiendo cuando sucedió el pequeño accidente. Presumimos que se recalentaron las lucecitas de navidad, incendiaron el angelito que estaba en el tope del arbolito y de ahí en adelante, pues el resto es historia. Afortunadamente mis padres, mi hermana y unas tías estaban despiertos y pudieron apagar el fulano pino sintético antes de que la cosa se transformara en un salvaje infierno. Gracias Diosito.

Tampoco fue divertido pasar el segundo día del nuevo año limpiando con agua y jabón las paredes y el techo de mi casa. Pero vamos, prefiero eso que morir incendiado. En fin, ya para terminar, mi papá y yo estamos pensando cobrar una pequeña entrada a los niñitos de la cuadra para que vivan la experiencia de estar en la casa embrujada, o algo así. Ya veremos.

P.d.: Gracias a Luisandreina, Jenny, Miguel, Oswald, Hily, Naty, Yelitza, Ale, Limongi, Isabel, Johanna y las otras dos personas (cuyos números desconozco) por enviarme sms de año nuevo con mensajes alentadores y llenos de optimismo, algunos muy cursis en realidad. Hubiese respondido, pero a decir verdad no tenía mucho dinero. De cualquier forma, gracias… yo también los aprecio.

Escuchando: “I Don’t Believe In Christmas” de Pearl Jam

Anuncios