Zzzapatinaaa to Buenos Aires

por gustaborracho

Mañana, Ram y yo nos vamos a Buenos Aires y debo decir que hay grandes expectativas. No sólo por el curso en el que vamos a participar (que reúne a jóvenes creativos de Chile, Perú, República Dominicana, México, Colombia, Paraguay y Venezuela) sino porque nos anima demasiado la idea de pasar 9 días (y noches) rodeados de argentinas.

Buenos Aires es una ciudad con un feeling difícil de describir, pero que tiene algo que te invita regresar, una y otra vez. Igual que Londres. Son lugares que de inmediato te enganchan, bien sea por su gente (léase “mujeres”) o por las cosas que ves mientras caminas por la calle. En el caso de Londres, algo tiene que ver la historia, la cultura y el rock n’ roll que emanan sus rincones, pero en el caso de Buenos Aires es otra cosa. Es la cerveza, la actitud despreocupada de la gente, el humor con el que tratan las cosas, su inofensiva prepotencia… que sé yo, Buenos Aires es genial.

Durante el transcurso de los próximos días procuraré hacer entradas diarias para registrar nuestro paso por Buenos Aires, que desde ya promete ser tremendo. Copio y pego un extracto del e-mail que nos envió la persona que coordina el curso al que asistiremos:

“Vení a Buenos Aires a pasar una semana inolvidable compartiendo con colegas de todas partes del mundo de habla hispana, aprendiendo de los “Tops” de la profesión publicitaria, de la producción, post producción, del mercadeo, de cuentas, de planeamiento… Recuerden traer “su botiquín” para el dolor de cabeza, para el dolor de garganta, para la resaca, para el ataque al hígado, algún antibiótico por las dudas .En fin, en cada curso hay alguien que lo va a precisar (sobre todo el de la resaca y el de la garganta)”

Súmenle a eso una centena de Quilmes frías, miles de lindas rubias en converse, una exposición de David LaChapelle, una visita a Cinecolor (la primera empresa argentina de post-producción que brinda el servicio de corrección de color en tiempo real para HD) y todo lo que implica vivir por 9 días en una ciudad donde reina el fútbol, el rock, la creatividad y las mujeres con mucha, mucha actitud. Yo creo que la mesa está servida.

Lo único malo (si acaso) es que en Buenos Aires es otoño, lo que implica lluvia y temperaturas entre 5 ºC y 21 ºC. Lo del frío se resuelve pero la lluvia si es una verdadera ladilla. Sobretodo cuando lo fino es caminar por la “puta ciudad”, pero al carajo la lluvia… ¡nos vamos a Buenos Aires!
Pensaba en hacer unos updates desde el aeropuerto y tal, pero creo que Ram llevará su laptop en la maleta así que la idea de postear algo antes de llegar a Buenos Aires va quedando descartada. De todas maneras, si les interesa, estén atento a los reportes… serán variados y frecuentes.
Escribo cuando llegue a Buenos Aires, Dios mediante.
Chao pescao.
Anuncios