Versión beta de Nostradamus se hace pasar por taxista

por gustaborracho

Esta semana no ha sido normal. Primero un lunes impecable, luego un martes de mierda, después un miércoles bien divertido, más adelante un jueves como ningún otro (lo siento, pero no puedo entrar en detalles), luego un viernes algo congestionado y hoy, un sábado repleto de trabajo en la agencia, que terminó con este incidente:

– Buenas noches señor, a la Av. Andrés Bello, por favor.
– Como no.

Mientras le indico la dirección al taxista, busco abrocharme el cinturón de seguridad y entonces el tipo me interrumpe para decirme:

– Eso no sirve.
– Ah, ¿no sirve el cinturón?
No. Cuando te mueras te vas a dar cuenta.
– ¿Qué?
– Si,
cuando te mueras te darás cuenta. Vas llegar al cielo y vas a decir: “¿epa, donde estoy? ¿qué me pasó?”
– (Silencio. Abrí y cerré los ojos para ver si el taxista desaparecía, pero no, se quedó ahí)
– Si, vas a llegar al cielo y te van a peguntar: “¿tú llevas a Cristo?” y alguien va a responder: “no, ese no lleva a Cristo… mándalo pal’ infierno”.
(silencio, miedo y ganas de bajarme del taxi)

El tipo terminó su extraña profecía con una risa rara, luego encendió la radio y empezó a sonar una canción que decía: “se acaba la gloria, se acaba la gloria”. Nada divertido el paseo. Yo no quiero ir al infierno y tampoco quiero que ningún taxista ande por ahí vaticinando tragedias, prefiero más bien un taxista de esos que te cuentan historias de la Caracas de antaño o una taxista sueca ninfómana, quizá. Eso, ¿no me podía tocar una taxista sueca ninfómana? No, tenía que tocarme este freak que además no tenía sencillo para darme vuelto y terminó quedándose con 2 mil bolívares más. Odio cuando estas cosas me pasan.

Mejor me voy a dormir (con la luz encendida, por si acaso).

Escuchando: The Who – “Cobwebs and Strange”.

Anuncios