Post nostálgico: conciertos (Parte II)

por gustaborracho

Escribir posts en la agencia siempre toma más tiempo que escribirlos en casa, por eso la segunda parte de la serie de conciertos llega un poco más tarde de lo previsto. Lo bueno es que el retraso le dio tiempo a Fixr de subir las fotos y videos que grabó esa noche en Twickenham, así que vamos, las cosas pasan por algo. Antes de empezar, debo advertir que en los videos se cuelan nuestras voces y peor aún, nuestras caras de idiotas, pero no tenerlas bajo esas circunstancias sería como aparecer en una de esas fotos perfectas de Facebook, donde todos salen perfectamente abrazados, sonrientes, peinados y con la camisa por dentro. Una farsa.

En fin, a lo que vine: Iron Maiden en Twickenham Stadium, Londres (5 de Julio).

Con éste no sé ni por dónde empezar. Ya los había visto un par de veces en Buenos Aires pero siempre, siempre, siempre había querido verlos en Londres… en su casa, con los fanáticos que los vieron nacer a finales de los setenta. El ticket para el show en Twickenham, el único que darían en el Reino Unido, lo compré a través de mi amigo Fran en Noviembre del año pasado y aún cuando no sabía si tendría dinero para viajar, hice la compra porque sabía que ese concierto sería la oportunidad perfecta para tachar el item “Iron Maiden en Londres” de mi lista de cosas por hacer, más aún cuando sabía la clase de tour que se venía.

Como previsión, en Marzo de 2008 me embarqué en el viaje más caprichoso de mi vida: 3 días en Buenos Aires con una escala de 9 horas en Sao Paulo, sin mucho dinero, sólo para ver el show de Iron Maiden en Ferro, por si acaso no se completaba el plan de Londres. Cuatro meses después estaba con Fran y su hermano en la estación de Waterloo esperando tomar el tren que nos llevaría a Twickenham, un pequeño suburbio al suroeste de Londres, famoso por su estadio de rugby (donde se realizaría el concierto) y la Royal Military School of Music. Lapapaya tenía planes con Damon Albarn y sus amigos africanos en el Barbican así que a las 5pm tomé un tren a Twickenham y 20 minutos después estaba con Fran y su hermano el pueblito que vio marchar por sus calles a 66.000 fanáticos de Iron Maiden esa noche, todos ansiosos de presenciar esa especie de versión moderna del World Slavery Tour, uno de los shows más memorables en la historia del heavy metal.

Entramos al estadio y Fran recogió nuestras entradas en la taquilla mientras que su hermano y yo hacíamos la cola para comprar las camisetas del evento. Como Fran es miembro del FC, nuestros tickets venían acompañados de un brazalete plateado que te hacía creer que eras alguna especie de fanático VIP, pero sin beneficios. Nada de cerveza gratis ni acceso backstage ni chicas borrachas queriendo tener sexo con nosotros, no señor, el brazalete servía sólo para entrar más rápido. Cuando lo hicimos, ya Lauren Harris había terminado su set y sólo faltaban 2 teloneros: Within Temptation y Avenged Sevenfold. La primera es una banda gótica bastante aburrida y la segunda, un poco más entretenida, tuvo buenos momentos durante su set, con riffs melódicos y voces fuertes, interesantes de escuchar por un rato.

A las 8pm, cuando el cielo aún estaba claro, “Doctor, Doctor” (UFO) marcó el inicio de un concierto memorable, tanto para los fans como para la banda. La versión en studio de “Transylvania” dió paso a un video filmado durante la primera parte del tour, que se mostró en las dos pantallas gigantes de alta resolución ubicadas a los lados del escenario. La calidad de la imagen y el sonido eran insuperables. Terminó el video y empezó a sonar el legendario “Churchill’s Speech” , ése que te da escalofríos cuando lo escuchas al inicio del Live After Death… justo en ese momento, cuando escuché el implacable “We shall never surrender” fue cuando realmente caí en cuenta de lo que estaba por venir…

Por más que me extienda escribiendo acá los detalles del show, nunca le haré justicia a lo que se vivió esa noche en Twickenham así que no iré muy lejos… ha sido el mejor concierto de mi vida. Y punto. Los highlights: Aces High, Powerslave (con máscara y círculo de fuego alrededor de Bruce, todo incluido), Rime Of The Ancient Mariner (con el humito en la parte lenta y las luces que bajan como en Live After Death), Iron Maiden (con la cabeza de Powerslave que se parte por la mitad y el Eddie gigante que aparece detrás de la batería, igualito que en Live After Death), Moonchild, Hallowed Be Thy Name y los panas con los que andaba.

Fuckin awesome.