There Was A Time

por gustaborracho

Acá estoy, escribiendo un post luego de 3 meses de ausencia mientras escucho por segunda vez un disco que demoró casi 15 años en completarse. Debo admitir que me sentía un poco culpable por abandonar el blog de esta manera pero el “Chinese Democracy” se ha encargado de desaparecer esa extraña sensación de incumplimiento que pesaba sobre mis hombros. Gracias Waxy, en agradecimiento escribiré un post para contarte lo mucho que apesta tu último disco. Ya verás.

Decía que han pasado 3 meses sin colgar un video, sin postear una foto, sin escribir ni una sola línea en este espacio y todo se debe a una exitosa venta que concreté hace 5 meses; un negocio que me ha mantenido alejado del blog, ocupado con otras cosas. ¿Y qué es lo que has vendido, muchacho? ¡Cuéntanos! Toma ya: vendí mi computadora. Ya lo sé, nada nuevo, pero desde que vendí la compu mi vida no ha sido la misma. Atrás quedaron las largas horas de disfrute frente al YouTube, las descargas de series recomendadas en Espoiler, los capítulos de estrenos en Assparade, las infracciones via clientes P2P y por supuesto, las oportunidades de sentarse en casa a escribir tonterías en el blog.

Ahora todo es más difícil. Sin compu en casa ya no puedo aprovechar las recurrentes horas de insomnio para escribir un post a media noche o escoger fotos para actualizar el Flickr en plena madrugada, no. Ahora me despierto a las 3am y lo único que puedo hacer es enceder el televisor esperando conseguirme la repetición de algún capítulo de “Two and a Half Men” o una película clase B en The Film Zone. Eso o escribir en alguna hojita de papel y transcribirla al día siguiente apenas llegue a la agencia, lo cual es poco probable porque la mayoría del tiempo estoy pensando en refrescos de cola negra, así que entre una cosa y otra, los días pasan y el blog entra en un estado de inanición del cual no me siento muy orgulloso. De hecho, me hace sentir bastante miserable. Más aún cuando llevo un par de semanas trabajando en un video que debo presentar el próximo 4 de diciembre en un Seminario de Publicidad para estudiantes al que me han invitado.

Originalmente iba a ser una humilde charla acerca de la publicidad en internet pero me aburría la idea de pararme frente a un montón de gente a hablar de las cosas que han hecho unas personas que ni siquiera conozco, así que decidí plantear la posibilidad de cambiar el enfoque de mi intervención y llevarla hacia algo un poco más divertido, al menos para mí. Aceptaron la propuesta y la charla in situ se convirtió en una participación en video que debo concretar antes de que termine esta semana, y aún no empiezo. La buena noticia es que va en plan video casero y tiene que ver con la generación de contenido en internet: la excusa perfecta para hacer el ridículo en diferido y mostrar chorradas de YouTube en público.

Además, Rafa y Gianko han grabado un par de valiosas intervenciones que también serán incluidas en el video final junto con una posible participación de (escuchen bien): Andreas Kisser. De sólo pensarlo se me aguan los ojos. A partir de hoy, dedos cruzados para que mi buen amigo André tenga tiempo de filmar a Andreas antes del viernes; yo mientras tanto sigo practicando frente al espejo para grabar mi parte este próximo jueves.

Les iré contando.