UNSCARRED

por gustaborracho

Hace poco más de 2 meses me impuse una tarea: iniciar un proyecto que esperaba poder compartir con ustedes -los 3 ó 4 lectores de este blog- en el momento justo. El tiempo pasó y finalmente llegó la hora de postear algo al respecto, sólo que no sé por dónde empezar así que lo haré de atrás para adelante, a ver qué tal sale. Empecemos entonces:

Hace un par de días aparecí en el blog de Wieden+Kennedy Londres.

gus at wk

Sí señor, Wieden+Kennedy London, la agencia inalcanzable en la que soñaba estar desde que empecé en este rollo de la publicidad, hace 3 años; la agencia que producía esos comerciales asombrosos que veía con una admiración casi obsesiva, que en ocasiones me hacía salivar frente a la pantalla. Wieden+Kennedy, la agencia.

La historia de cómo llegué ahí empezó en Junio, justo en el momento en que decidí aplicar para Platform, un experimento que Wieden+Kennedy describe como:

“…a future creative talent platform, which will hire, teach and work with a diverse mix of people, from around the world. We will recruit talent from the arts, sciences and technology backgrounds who will work together to solve business problems through creative solutions. You will learn by doing which means being involved in everything from building prototypes, enabling and assisting in research development to curating your very own event space and programme.”

¿Verdad que suena del carajo? Claro que suena del carajo, por eso apliqué. Ok, continúo. Para participar, todos los interesados debían resolver un brief que requería:

1) Identificar algo que les molestara de su día a día
2) Idear algo para mejorarlo o cambiarlo
3) Documentarlo y ver hasta donde llegaba la idea.

Con el carácter que tengo y la ciudad donde vivo, hacer una lista de cosas que me molestaban fue demasiado fácil, tanto que en un momento tuve que pararme a sacarle punta al lápiz. Cuando por fin terminé, me di cuenta que cada uno de los items listados se correspondía perfectamente con algún instante particular de mi día a día y descubrí que todos ellos, en conjunto, estaban aniquilando por completo mi paciencia. Traduje esa sensación miserable en algo más concreto con lo que pudiera trabajar y dí con el problema: Estoy perdiendo la capacidad de sonreír.

Con eso en mente, se me ocurrió empezar una especie de cruzada para devolverle a las sonrisas el valor que merecen; un esfuerzo optimista por demostrarle al mundo que aún hay cosas que vale la pena celebrar. Fué así como surgió lo que ahora se conoce como mehizosonreir, un proyecto que empezó en Twitter y que gracias al apoyo de amigos y desconocidos, poco a poco ha ido extendiéndose en internet y cobrando cada vez más fuerza.

Había concretado entonces el paso 1 y 2 para participar en Platform, sólo me quedaba documentar el desarrollo del proyecto y ver hasta dónde llegaba. Ahí fue cuando vino la mejor de las sorpresas. El 8 de Junio empezó la actividad en Twitter y en menos de un mes, mehizosonreir tenía: 288 followers, +50 RT, +100 tweets con el hashtag #mehizosonreir , +40 sugerencias de FollowFriday, 1173 visitantes de 33 países que compartían lo que les hacía sonreír a través del website (gracias Gian, gracias Haydn), 1041 fans en Facebook y varias menciones/reseñas/entrevistas en periódicos nacionales, radios, blogs, podcasts y páginas web. Si gustan conocer más acerca de mehizosonreir, chequeen: http://mehizosonreir.wordpress.com/

La reacción ante el proyecto fue tan brutal que por un momento el rollo de Platform pasó a un segundo plano, lo juro. Personas de todas partes del mundo escribían en el site, ofrecían ayudar tomando fotos o haciendo ilustraciones y participaban en prácticamente todo lo que proponíamos como proyecto. Increíble. Pasé un par de días recopilando información, elaboré una presentación con todo el desarrollo del proyecto y finalmente la envié a Wieden+Kennedy el 6 de Julio, una semana antes de irme de vacaciones a España.

Paréntesis.

Hay tantas cosas que contar acerca de ese viaje a España que  mejor le dedico un par de posts luego. Lo que si voy a decir ahora es que durante el verano, en Barcelona hay tantas pero TANTAS mujeres que llega un momento en el que se hace insoportable. Por instantes me provocaba irme a casa, bajar las persianas, ponerme uno de esos antifaces para dormir y esperar que llegara la hora de volver a Madrid. Aún así, extraño a las miles de nórdicas topless que salían todos los días a broncearse a orillas del Mediterráneo.

imissubarcelona

I miss you, Barcelona :'(

Fin del paréntesis.

A mitad de vacaciones recibí un mail de Platform notificándome que de 180 aplicantes, yo estaba entre un grupo de 40 finalistas que debían viajar a Londres para asistir a un Open Day en el edificio de W+K en Londres. El mail empezaba diciendo (lloro mientras copio y pego):

BIG MASSIVE ROUND OF APPLAUSE – YOU TRULY IMPRESSED AND INSPIRED US

Me-jor-co-mien-zo-de-e-mail-e-ver. Rafa dice que debería tatuármelo en el estómago como el UNSCARRED de Phil Anselmo…

phil

… y créanlo o no, lo estoy considerando.

En fin, ¿hasta aquí, todo bien, verdad? Seguro, lo malo vendría después… como no tenía el pasaporte biométrico necesitaba tramitar en 5 días una visa de turista para ir a Londres, la cual por supuesto nunca pude gestionar. El año pasado entré al Reino Unido sin problemas, este año ya no podía hacerlo. Ahora lo ves, ahora no lo ves. Fuck-you.

Muchos no pudieron ir a Londres así que la agencia, muy amablemente, planeó otro Open Day una semana después en Nueva York. Alguien que me dispare porque tampoco tengo Visa Americana. Ya en ese momento estaba considerando seriamente la posibilidad de amarrarme un saco de piedras a la cintura y tirarme al Mediterráneo desde el muelle de la Barceloneta. Por suerte, las 3 chicas que lideran el proyecto Platform tuvieron el espléndido detalle de hacernos una entrevista por Skype a los 3 finalistas que no pudimos estar en los Open Days y nos pusieron a trabajar un brief que tuvimos que resolver online en una semana.

Lo curioso fue que me tocó trabajar con una chica de Turquía y una de Bulgaria, con zonas horarias muy diferentes a la mía, por lo cual tuve que trabajar de madrugada para enviarles cosas mientras ellas dormían, esperar que ellas las chequearan en la mañana mientras yo dormía para que ellas luego hicieran sus comentarios y me los enviaran para que yo los viera al despertarme y finalmente llegar a un concepto que nos gustara lo suficiente como para desarrollarlo. Imaginen esta dinámica de trabajo durante una semana y tendrán una idea de lo mucho que dormí cuando por fin entregamos nuestra propuesta.

Nos habían dicho que el lunes 3 de Agosto se comunicarían con los 12 aplicantes que empezarían a trabajar en Platform y para inyectarle un poco de drama, decidieron hacer el anuncio por teléfono. No lo voy a negar, no dormí un coño. Me desperté a la 1am, a las 3:30am, a las 4:15am y finalmente a las 6:00 am. La ansiedad no me dejó dormir y lo único que hacía era ver el puto teléfono. ¿Saben el miedito miserable que da cuando uno está a punto de abrir el sobrecito con los resultados del examen de sangre para descartar VIH? Por mucho que uno se cuide y use preservativos, esos segundos son demasiado cagantes.Y así me sentía.

Empeoró el hecho de levantarme y ver en mi mail un correo de la chica de Turquía con la que había trabajado, diciéndome que ya la habían llamado y que había clasificado. ¿Y por qué a mí aún no me han llamado? Pánico. Finalmente, a las 9am, mi teléfono repicó… “you’re one of the 12 finalists selected to work on Platform”. No fucking way! Estaba feliz.

Una semana después de la llamada, aquí estoy, escribiendo este post mientras espero un Certificado de Sponsorship para empezar a tramitar mi visa de trabajo. La idea de mudarme a Londres por unos meses para trabajar con este talentoso grupo de creativos multidisciplinarios en una de las mejores agencias del mundo me hace mucha ilusión, más de la que puedo transmitir en este post, así que a todos los que me apoyaron/participaron/ayudaron durante todo el proceso… muchísimas gracias, estoy en deuda con todos.

mehizosonreir seguirá activo como proyecto y si todo sale bien, seguiré desarrollándolo desde Londres en conjunto con todos los que se han ofrecido para ayudar y participar desde diversos lugares del planeta. Estén atentos porque lo mejor está por venir.

Rock.