30

por gustaborracho

Creo que nunca antes había escrito un post de cumpleaños pero lo haré esta vez porque los últimos 15 días han sido tan increíbles que necesito dejar algún registro, así sea en forma de entrada de blog escrita con poco tiempo.

Hace un par de semanas que me mudé a Londres y desde entonces han habido alegrías, unas tras otras. Para empezar, por primera vez en mi vida mi paso por Inmigración (tanto en Venezuela como en Inglaterra) fue impecable, sin retrasos, sin preguntas inquisitivas, sin scanner anti-drogas ni sospechas incómodas, como debe ser. Incluso en el vuelo del Lufthansa en el que viajé había una aeromoza muy parecida a la señorita de la foto, a quien le pedí agua y jugo de naranja al menos 8 veces durante el trayecto.


Y todas las veces me sirvió, sonriente, inclinándose ligeramente hacia mi puesto. JACKPOT.

No siendo suficiente, mis maletas salieron casi de primeras al llegar a Londres y el Agente de Inmigración en Heathrow selló mi pasaporte en menos 10 segundos, lo cual supongo debe ser un récord para cualquier venezolano en estos tiempos.

Tres días después de llegar, Ram y yo nos enteramos que los Them Crooked Vultures tocaban en Brixton y por suerte pudimos conseguir tickets, media hora antes de que el concierto empezara. No miento, el sonido aquel día era superior a cualquiera que mis oídos hayan escuchado antes. Duro, inmisericorde, perfecto. Dave Grohl es un baterista increíble, Josh Homme tiene una actitud que conecta contigo rápidamente y John Paul Jones sencillamente es un genio. Para muestra, un botón:

(Además les abrió esta banda llamada “And So I Watch You From Afar” que recomiendo a todos escuchar, son bárbaros en vivo).

Y finalmente, el episodio más relevante desde que llegué a Londres: mi encuentro con Jimmy Page.

La historia se remonta a Enero de 2001, en Buenos Aires, durante la gira “Brave New World” de Iron Maiden. En aquel momento conocí a Ross Halfin (probablemente el mejor fotógrafo de rock de las últimas 4 décadas) y desde entonces siempre hemos estado en contacto (incluyendo reuniones ocasionales en Londres y Madrid), así que cuando finalmente me mudé a Londres le comenté a Ross que era el momento de ir a las exhibiciones y conciertos de los que normalmente conversábamos.

Y así lo hicimos.

El fin de semana pasado me invitó a la London Film and Comic-Con y originalmente la idea era encontrarme con él, saludarlo rápidamente y luego irme. ¿La razón? Ross iba a estar con Jimmy Page, un señor al que no le gusta mucho andar con gente que no conoce. Lo que no me esperaba es que ese breve encuentro con Ross se iba a convertir en toda una tarde con él y Jimmy Page, comprando afiches originales de películas de los 60’s. En algún momento le dije a Ross que me iba, porque no quería entrometerme más de la cuenta pero para mi sorpresa, Ross me dijo: “No, stay. Hang out with us… Jimmy is cool with it.”

FUCK YEAH.

Pasamos la tarde en la Comic-Con, almorzamos y al final de la tarde, cuando pensaba que la situación no podía ser mejor, en lo que me estoy despidiendo Jimmy me pregunta: “It’s been nice to meet you, Gus… when do I see you again?” , a lo que Ross responde: “Well, maybe he can go with us to the show tonight?” . Jimmy aprueba, diciendo: “Yeah, great. See you tonight”.

No me lo creía.

En la noche fuimos a ver a Wilco Jhonson en el 100 Club y lo primero que me dice Jimmy al encontrarnos de nuevo es: “Nice to see you again”. Fuckin’awesome or what? Entramos al club, que es un pequeño lugar donde han tocado los Sex Pistols, The Who, The Kinks y estos chavales:

Justo luego de entrar, nos acercamos a la barra y en el momento en el que estoy sacando dinero de mi bolsillo para comprar una cerveza, una mano me detiene. Miro hacia arriba y veo a Jimmy, diciéndome: “No gus, it’s on me. What do you want to drink?”

WHAT? SERÁ ESTO POSIBLE????????????????

Lo fue, Jimmy Page me brindó una cerveza. Desde ese momento no pude borrarme la sonrisa de la cara y a ratos, cuando volteaba a verlo en medio del concierto, ahí estaba, como en aquel episodio de “It Might Get Loud” donde lo muestran en casa escuchando sus viejos LP’s. Y supongo que él al verme también tuvo flashbacks de la misma peli porque mi expresión tiene que haber sido como las de Jack y The Edge…

Pero multiplicadas por cien.

Termino con un detalle que advertí hace poco… ¿No es curioso que haya conocido a Jimmy Page, en una feria de Cine y Comics, justo cuando yo llevaba esta camiseta?

Ahora, si me disculpan, los dejo. Sepultura está en Londres y tengo un pase VIP para verlos tocar esta noche.

Qué vivan los 30, soy muy feliz.